¿Somos hombres y mujeres iguales ante la justicia?

Hablando en términos de guarda y custodia de un menor en caso de separación o divorcio, a veces me indigna la sobreprotección que se ejerce sobre la madre en comparación con el trato que se le da por contra al padre.

Para el padre no existe el beneficio de la duda y a la mínima se gana un viajecito al cuartelillo de turno donde hará noche. Depués, ya si eso, se estudiará su culpabilidad. Esto no suele pasar cuando quien la hace es la madre, que goza impune del citado beneficio. Con el padre no se tiene esa deferencia.

Tengo a un compañero trabajando en otro colegio que viene sufriendo a una de esas madres potencialmente peligrosas que disfrutan una y otra vez de ese beneficio de la duda. Cuando le toca al padre, por convenio regulador judicial, recoger a la niña en el colegio, se planta la señora madre y dice que no, que aunque no le toque se la lleva ella. Se llama a la policía local, se revisa el convenio y se le advierte a la señora que se va a llevar la niña incumpliendo el convenio, cosa que está penada. A ella le da igual y allí se queda el pobre padre de plantón y sin su hija.

Esto pasa varias veces cada semana y nunca hay castigo para la señora. Un día y  viendo que cada vez se le ponen más trabas, decide planear algo que puede funcionar. Se presenta en el colegio una hora antes de la salida argumentando que la niña tiene cita en el médico. Como ya la conocen deciden llamar a la policía porque vaya casualidad, ese día le toca al padre recoger a la niña. Mientras se le dice a la madre que se va a efectuar la llamada ésta saca a la niña de clase y saltando la valla del recinto escolar se la lleva.

Al llegar la policía se formula la pertinente denuncia. Esta vez por rapto. Ese mismo día es detenida y a la mañana siguiente en juicio rápido se le quita la custodia que a partir de ahora será exclusivamente para el pobre y sufrido padre.

¿De qué más hubiese sido capaz esa señora? No quiero ni pensarlo.

Ha tardado pero finalmente se ha hecho justicia, pero qué hubiese pasado si el causante de toda esta locura hubiese sido el padre… Pues fácil, estaría entre rejas ya hace muchos meses.

Y esto es lo que quiero denunciar. La injusticia y el doble rasero a la hora de juzgar los actos de un hombre y una mujer. Ya sabemos quién lleva las de perder…

Esta noticia ha aparecido en los medios de comunicación provincial.

 

2 comentarios en «¿Somos hombres y mujeres iguales ante la justicia?»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s